Buscador

martes, 29 de mayo de 2012

domingo, 27 de mayo de 2012

Fragmento Rafael Torres Sanchez

Una noche nos fuimos.
Se nos quedó el amor para otro viernes,
empezó a complicarse el apellido
en cartas espaciadas cada vez más en serio.
Hay días que no tengo ganas de ponerme los ojos.... Y hay noches también

El último cumpleaños



 Y la lluvia es un espejo
Que me ayuda a verte bien.




Ocho meses más tarde estoy sentada escribiéndote algo que ya no podrás leer, o al menos eso creo. Siempre he comentado la importancia de guardar los momentos, estacionarlos en una fotografía y ahora que no estás, mi afirmación cobra mucho mas sentido.
Hace unos días caminando por la casa que ya no pisas, en donde tus pasos ya no hacen ese ruido sordo y confortante que hacían, pensé en cómo las casas se van quedando solas, en cómo ellas van reflejando el reciclaje de nuestras propias vidas, a veces no lo captamos nosotros, lo captan ellas. Las casas.

Cuando vi tu foto y te vi tan sonriente me trasladé a esa noche, a la sensación de tus abrazos, a tu olor, a esa sabiduría en tu tacto, a las pecas en tus brazos, a tus manos conjugadas por los años, a la forma en que reías, cómo brillaban tus ojos cuando estabas feliz, cada movimiento, cada detalle se hace ahora más real y más palpable aunque no pueda tocarte.
Benditas fotografías, no nos lo dan todo, pero cuánto nos acercan. Ese fue el día de tu cumpleaños. Tu último cumpleaños en esta vida y me pregunté ¿qué habría pasado si supiéramos que era el último?.

Ese día te vi en la tarde, si supiera que era el último no habría dormido esperando el momento del nuevo día. Tu día.
Te di un beso y un abrazo, te dije que te amaba, no te di un regalo y no sabes cuánto pesa ahora. De haber sabido que era el último me habría curado de arrepentimientos futuros, te habría llevado a comprar todo lo que quisieras y lo que yo pudiera pagar, ¡Era tu último cumpleaños de esta existencia! y mi última oportunidad de darte un regalo de cumpleaños. No habría escatimado en costos, habríamos celebrado, nos habríamos reído. Habríamos comprado un último regalo.
Pero ese día no compré nada. Ese día pensé que vendrían otros cumpleaños, pensé que podría llevarte a cenar ese fin de semana y con eso saldaría mi deuda cumpleañera.
Esa tarde yo tenía sueño de la fiesta de la noche anterior, así que te di un abrazo, un beso, te dije que te amaba y seguí durmiendo. Me levanté porque tenía otra fiesta, pero prometí llegar temprano para cantarte cumpleaños y, ¿cómo es que no noté tu cara de tristeza?... pues no sabes cómo la recuerdo ahora, ya sabes que la memoria es selectiva y ese recuerdo es una constante en sus recordatorios.
Tu te sentaste en la silla, en una casa semioscura y vacía, yo te prometí que volvería rápido, te besé otra vez, te dije que te amaba y, ¿cómo es que no pensé que podía ser tu último cumpleaños?, aún recuerdo volver mi cabeza, hacerte una mueca de sonrisa avergonzada y salir entaconada. De haberlo sabido me quedo descalza y me quedo contigo. Te hago una fiesta entre nosotras dos, te compro gorritos y globos, te pongo música de la que te encantaba, bailo contigo, te lleno de besos y me quedo.
Ese día volví al rato, ya era medianoche, tu estabas molesta, pero siempre fuiste demasiado dulce para aparentarlo, tía te trajo una torta y mi mamá llegó conmigo, te cantamos cumpleaños haciéndole el coro a Frostito y te volví a dar un beso y a decir que te amaba y que no debías molestarte porque ya todas estábamos contigo. Te cantamos cumpleaños tres personas y dos perros, te tomamos fotos desde el celular sonriendo y con esa foto me tropiezo hoy, ocho meses después de tu infarto.
De haber sabido que era tu último cumpleaños yo no habría dado nada por sentado, no habría suficientes abrazos, ni suficientes besos, ni sufucientes fotos, ni suficiente tiempo. El tiempo nos cobra pacientemente, pero ni modo, ya lo sabías para ese momento y hoy lo ratifico: soy joven e infinitamente menos sabia que tú.
Nunca sabemos cuándo. Eso es lo que da tanto miedo de la vida, no nos garantizan ni siquiera el segundo que transcurre.

Es doloroso no poder retroceder el tiempo y hacer las cosas un poco mejor, congelar momentos, a veces recordar es una forma de autoflagelarse, de culparnos. Yo ya no puedo volver a tu último cumpleaños, ni volver a darte un beso y tu regalo, a pasarme el día entero contigo, a hacerte una fiesta enorme, ya no puedo volver ni siquiera a esperar que sea el último para aprovecharte y no tomar tu paso por la vida tan a la ligera.


Con dinero pago todo, cualquier cosa, todo, menos lo que realmente necesito. Sólo un día por el costo que fuere, para terminar historias y momentos inconclusos, para darte besos de despedidas que prometan otro día, para oír tus pasos en la cocina, para agarrarte la mano en las escaleras, para olerte. Pagaría lo que fuere pero el ayer no lo venden, a pesar de la enorme demanda de comprar el pasado que tenemos algunos. Siempre cuestionaba a quienes escribían a personas que terminaron su ciclo, pero ¿qué es escribirte sino una forma de buscar mi propia expiación, de intentar recuperar tiempo perdido?, escribirte ahora que no estás es solo una forma extemporánea de decir que lo siento, de pagar y darme el cambio, de avergonzarme. Publicarlo, es aún peor, es gritarle a otros, que no son tu, que me digan que está bien, que me digan lo que me encantaría escuchar.
Todo se resume en una enorme carga y cobardía y la imposibilidad humana de volver atrás, escribir es el refugio que le queda a quienes siguen viviendo con tu olvido. Sólo se que si estuvieras aquí me quedo colgada a tu cuello y me congelo en el tiempo contigo, descalza, con besos, con tus gorritos y globos, con tu último regalo en tu último cumpleaños. Te amo siempre


Carlota

sábado, 26 de mayo de 2012

"Después de todo soy la suma
de todos los amores
que tuve hasta hoy."
— Fragmento de Algo está cambiando, Laura Canoura





te quiero igual

Esta canción me hace saltar y cantar sola.

Fragmento Gloria Fuentes

A mi no me importa
que alguien me llore,
cuando me llegue la muerte.
Lo que necesito
es que alguien me ría
mientras me llega la vida.

— Gloria Fuertes



Fragmento Mada Alderete Vincent

"Necesitas el dolor para vivir
si eres feliz te rompes un poco
te desorientas, no te reconoces
así que buscas una vez más
algo para quejarte
y demostrarte tu verdadera esencia:
la pena."
— Fragmento, Mada Alderete Vicent




Hurgas en los placeres
Buscas tu verdad
hundiéndote
vacíos
excesos
vacíos
ensayas
erras
quieres volver y no puedes
en dónde quedó el que fuí
en dónde se escondió
el que se perdió
para encontrarse
Miras atrás
no puedes volver
en el contrato con el tiempo
es una cláusula prohibida
No voltees
no podrás volver.

Skinny Love




miércoles, 23 de mayo de 2012

Sebastien Tellier. Cochon Ville

I love this video!!! some people call it "Music For Orgies"... I simply LOVE IT!

Tengo una muñeca que regala besos

Tengo una canción una habitación tengo una muñeca que regala besos...
Del CD Enemigos Íntimos. Joaquin Sabina y Fito Paez

Declaración de Intenciones. Emily Roberts



*
La vida no era
un monstruo
ni un laberinto,
la vida era el espacio que hay
entre tus costillas
y las mías,
hueso a hueso
hasta la médula,
compartiendo respiración.

*
La vida era el continuo tránsito,
el vértigo de querer
lanzarse al vacío
y dejarse romper
para volver a ser
otra.
*
Decir así,
con los ojos llenos
de mentiras o literatura:

viniste aquí a vivir,
no a salir con vida.

domingo, 20 de mayo de 2012

Dry Martini SA

El comienzo de esta canción me parece extremadamente erótico y sensual, si estás sol@ cierra los ojos, mueve tu cabeza, hombros, sigue bajando... si no lo estás... También.
Se llama Dry Martini S.A y quien se niega a uno?. Les dejo algunos de mis fragmentos favoritos...Y ni hablar del video que es un surrealismo "sucio". LUV IT!

"Cuando no tengas nada que hacer y yo pase por tu cabeza, nadie podrá oirte, así que piensa en mí como si me quisieras..."

"Pierdo un vuelo, pierdo un tren, pierdo los papeles y por ti... perderé la cabeza poco a poco."

"y... sólo dices esto es cosa de locos... de locos"

"Mientras alzo una mano con la que... podré rozar el cielo. La otra acaricia tus entrañas con... la punta de sus dedos. Y me hago tan pequeño que, me deslizo dentro como un pez, y me pregunto esto será lo mas profundo que te voy a conocer?" 

"El aire, el aire, quererte es intentar atrapar con las manos el aire."

"Yo digo a la de tres empezaré a correr, pero olvido que no se contar." 


Un excelente cantante de musica indie en espanol, aqui va la primera cancion.
  "Hicimos el amor, una vez que sentimos el frio... Y el resultado fue, ya lo ves, mas o menos como en Los erizos... Cuando me quiero explicar mis demonios se ponen groseros, me insultan y entonces me entran las dudas y le echo la culpa a mi genero y a correr... " Nacho Vegas. Las Inmensas Preguntas

sábado, 19 de mayo de 2012


A perfect song to get high.... and inspired.

Fuera de los brazos de un amor...BUKOWSKI



Fuera de los brazos de un amor...

fuera de los brazos de un amor
y ya en los brazos de otra.

me he salvado de morir en la cruz
por una dama que fuma marihuana
escribe cantos y cuentos,
y es mucho más amable que la última,
mucho mucho más amable,
y su sexo es tan bueno o mejor.

no es placentero ser puesto en la cruz y dejado ahí,
más placentero es olvidar a un amor que no
cumplió
como todo amor
finalmente
no perdura...

más placentero hacer el amor
en la playa en Del Mar
en la habitación 42 y después de todo
sentado en la cama
tomando buen vino, hablando y tocando
fumando.

escuchando las olas...

he muerto muchas veces
creyendo y esperando, esperando
en una habitación
contemplando un cieloraso agujereado
esperando la llamada, una carta, un golpecito, un sonido...

volviéndome salvaje adentro
mientras ella bailaba con extraños en clubes nocturnos...

fuera de los brazos de un amor
y ya en los brazos de otra
no es placentero morir en la cruz,
más placentero es escuchar tu nombre susurrado en
la oscuridad.

Versión de Rafael Díaz Borbón

viernes, 18 de mayo de 2012

Poema 12. Amores Imposibles


"Esa mujer se parecía a la
palabra nunca"
J u a n   G e l m a n

Ibamos a tus fiestas a adorarte
Todos estábamos enamorados de ti,
eras la reina, la inaccesible, maga,
y contigo cada uno se sentía único.
Eras la imposible para todos,
la perfecta, la injusta, la de piedra,
estábamos pendientes de cada gesto tuyo
y siempre tú y tu ausencia
indiferente a nuestro amor.
¿Dónde habitas ahora?
¿Estás en algún lugar distinto a mi recuerdo?
Con la memoria te poseo con más plenitud
que en esas noches de tus celebraciones
cuando creía verte.


Darío Jaramillo Agudelo

A S E S I N A M E

Es sólo Rock and Roll pero ya es mucho para vos... Asesiname

Una noche. Dario Jaramillo Agudelo



"El día no es la luz,
es tiniebla trasparente que se viste de negro con las horas,
para que las voces del insomnio
traspasen el silencio de la noche
y el quiste del desamor se convierta en un llanto de palabras quebradas, en un clamor del aire.

 El olvido es amor que se convierte en nada interminable de obsesiones,
en lento deshacerse;
al final del amor está el olvido y el olvido demora madurándose
y las voces que a veces se escuchan a la madrugada, antes de la primera luz,
son eco del silencio angustiado de los seres que olvidan, de los seres que amaron y llevan semanas y meses olvidando.
El olvido no es que algo se borre en la memoria,
el olvido te ocupa todo el tiempo, a la hora del trabajo o del aseo, cuando comes o rezas no te olvidas de olvidar. 


Entretanto en la noche, cuando el silencio es la materia más consistente de lo oscuro,
se cuelan voces sin dueño, las voces silenciosas de aquellos que agonizan olvidando:
-Voy birlando tus apariciones, eludo los instantes en que sólo a ti te deseo,
eres la mía nunca más,
nadie repite, no hay regresos, lo sabemos, pero no descanso de olvidarte,
me gasto cada noche entera contigo, olvidándote. Tú bien lejos y yo aquí contigo
olvidándote,
olvidándote.
-La palabra mata
y yo te voy desollando con cada sílaba.
Dardo mi verbo, arma mortal.


Lunas en agonía hacen explosión en esta memoria de guerra.
Cuando el amor acaba todo recuerdo tortura, olvidando se convierten en espinas las dichas del pasado:  saber que me amaste es aprender que tu amor envenena;
para degradarme hoy, te amé entonces.
Estoy en guerra con lo que tengo de ti, un fantasma que se apodera de mis noches,
la rabia saber que no es el tuyo, cuando otro cuerpo.
Tengo que purificarme de ti, suicidarme de ti, mudar la piel que tú acariciaste.
Tengo que matarte en mí para no ser sólo un pedazo de pasado.
-Cómo te voy desamando, qué largo y monótono ejercicio ya no amarte y pensar en ti todo el tiempo,
qué tortura sutil sentir que mi lujuria está en abrazar un cuerpo que ya no abrazaré,
¿cuándo un tiempo sin ti y contigo, vuelto a mí, recuperado de la droga de tu aliento? 


Te expulso de mí, te exorcizo, te llamo a cada segundo para que salgas de mi alma, para que tu fantasma no me anule.
Ah, nuestros momentos de dicha quedan demasiado lejos y ya no me justifican los insomnios de este olvido minucioso.
Se me va un día entero olvidando cada minuto de nosotros.
Se me va toda la rabia cuando me doy cuenta, lacerado, de que ni siquiera pude herirte".