Buscador

jueves, 31 de enero de 2013

Títeres




 No muevas mis hilos tan rápido

 Mi reacción es lenta.

 Entra y cierra la puerta

 que detrás han venido los psiquiatras

 a buscarnos.

Carlota Roby

sábado, 19 de enero de 2013

Un poema de Lucía Fraga



Gracias  @misanthrrrope por la SUPER RECOMENDACIÓN, por eso te adoro.
Canción: Hard to love what you kill de Jake La Botz





Hay mañanas en las que levantarse de la cama es un suicidio.


Yo he tenido un patio de armas dentro del cuarto de baño.


Abandoné muy pronto los peines y cambié los cepillos


por cuchillas que me acariciaban el estómago.





Nadie sabe que yo he amado mi cadáver con devoción.


Aquellas tardes de castigo me vuelven a la cabeza con un fuerte olor a pintura.





El cuerpo anunciaba las carencias de la carne


y teñía mis ojeras con misticismo teresiano.


El bolígrafo describía la órbita espacial


sobre un campo de venas azules.





Nunca el desprecio fue mejor aliado del arte de amar.





Cuando el silencio es luz blanca,


la boca que besa es la boca que devora.





El tiempo deja de ser contención de latidos y minutos,porque da paso a la era de la muerte analgésica.





Dios tiene la extraña cualidad de hacerse desear,alguna que otra noche que el cielo rompe en llamas.

Alba González Sanz







Anárquica distribución de elementos:
Una autobiografía es la suma de las mentiras que se pueden contar.
Yo soy tres elementos en desorden:
la niña participando en pruebas de cross,
sin poder dar marcha atrás, saltar la cinta, detener el paso;
la niña que odia el deporte porque en él no se puede perder
la adolescente acomplejada por no ser bonita,
lista sí, pero con las piernas demasiado grandes;
piernas que ni siquiera me sirvieron para correr
la mujer (joven, oscura) que aún fuma a escondidas,
elige los libros que quiere leer, la forma de abrocharse las camisas, la barra de labios;
las agujas del reloj decidiendo por ella sus pasos inseguros.
Mi autobiografía es la suma de las veces que mentí,
las que lloré,
las traiciones y soledades que vi a mis pies,
que regué en silencio.
Mi autobiografía es un fracaso inicial, la certeza de la muerte.
Asumir el absurdo para ver
los estragos que en vosotros causa la esperanza.

Ya no seré tu Marilyn, un poema.


                                                                   Canción: Látex  Bunbury y Nacho Vegas










Yo no quiero ser la loca
de tus cenas festivas
representándote
 en fiestas de trabajo y sociedad
yo quiero ser la loca de tu cama

de tu cocina, de tu baño, de tu casa

no quiero ser la novia ideal
y perfecta
que llevarías a cenar
a casa de tus padres.


Yo no quiero ser quien te conecte con tu masculinidad
no soporto ser el bastón sexual ni emocional de nadie.

Yo no haré un balance entre tus defectos y tus cualidades
no soy un libro de auto-ayuda
y la psicología siempre me ha jodido.


No quiero explicarte cómo soy
ni barajarme entre dramas femeninos
mucho menos esperar de ti algún consuelo masculino.

Yo no quiero exclusividad
ni tampoco quiero que la pidas.


Yo no quiero ser estable
Soy inestable por naturaleza

no quiero héroes que me salven

ni quiero ser la 
heroína de otros.


Yo no voy a llenar tus huecos emocionales
ni a pagar las frustraciones que arrastres contigo.
No quiero que seamos civilizados
no racionalicemos demasiado.


Yo no voy a legitimarte
ni a ponerte de moda

yo no voy a llamarte y a llorar por teléfono

pidiéndote que vuelvas

yo no soy tu seguro contra expectativas incumplidas
 

esas te las creaste tú solo.

Yo sólo quiero que aprendamos a estar juntos
Siendo libres. 


Carlota Roby

Poema de L.M Panero recitado por Bunbury.





lunes, 14 de enero de 2013

Dos poemas de Anna Swir





GOLPEÉ MI CABEZA CONTRA EL MURO


De niña
puse la mano en el fuego
para convertirme
en santa.

De adolescente
golpeé mi cabeza contra el muro
cada día.

De joven
salí al tejado
por un tragaluz
para saltar.

Ya mujer
tuve el cuerpo lleno de piojos.
Cuando planchaba mi jersey
crujían.

Esperé sesenta minutos
para ser ejecutada.
Pasé hambre
seis años.

Luego tuve un hijo,
me extrajeron de mí
sin anestesia.

Luego un rayo me mató
tres veces
y tuve que surgir de entre los muertos
tres veces
sin ayuda.

Ahora estoy aquí
descansando
de resucitar tres veces.









MÁTAME

No me beses, mi amor.
No me abraces, mi amor.
Si me amas, mi amor,
mátame.

Memento poema de Mascha Kaléko.









No me da miedo mi propia muerte,
Sólo la muerte de mis seres queridos.
¿Cómo voy a vivir cuando ellos ya no estén?

Sola en la niebla voy tanteando por la muerte
Y de buen grado me dejo llevar a la oscuridad.
Partir no duele ni la mitad que quedarse.

Bien lo sabe aquel que se enfrentó a lo mismo –
Y que me perdonen quienes lo padecen.
Pensad: la propia muerte tan sólo se muere;
Mas con la muerte de otros hemos de vivir.


lunes, 7 de enero de 2013

San Salvador, por Benjamín Prado

Benja eres un genio, gracias por la poesía
Te leí una vez y decidí no soltarte.





Si dejas de quererme lo sabrá este poema
y todo lo que cuenta se va a volver mentira.

Los volcanes de Izalco y Santa Ana
se te olvidarán
y ya nunca habrás ido
al lago Coatepeque,
ni a las Puertas del Diablo,
ni habrás visto volar a los pelícanos
sobre la playa de La Libertad.

Si te marchas no habré estado en la selva
del Cerro Verde
y tú no habrás escrito
nuestro nombre en las hojas de un maguey.

Yo volveré a mi mundo de llaves sin memoria
y sábanas en blanco
y recuerdos impares;
a pensar que no existe equilibrio más bello
que el de las cosas que se tambalean;
que en el amor,
como en todos los juegos
los dados son más lentos que la suerte
y los tramposos ganan la partida.

Si dejo de mirarte
volveré a comprender
que el que dice que sueña con los ojos abiertos
es que en una de las dos cosas miente.

Hoy que somos felices
y la luna es tan blanca sobre San Salvador
que la imagino entrando al Café Bella Nápoles
a buscar el fantasma de un poeta perdido,
me ha gustado pensar que te marchabas,
para saber quién eres.

Hasta el miedo es hermoso desde que estamos juntos.

domingo, 6 de enero de 2013

Un poema de Tess Gallagher: Habitación Infinita


                                                            Canción Crimen de Gustavo Cerati


Habiendo perdido el futuro con él,
estoy dispuesta a amar a quienes
no me ofrezcan futuro – la forma
que tiene el corazón de extraviarse
en el tiempo -. Él me lo dio todo, hasta
el último y jaspeado instante, pero no como un exceso,
sino como si un propósito oculto fuese
una fuente junto al camino
a la que pudiera acercar mis labios y saciarme
de recuerdos. Ahora el amor en una habitación
puede hacer que me pierda con suma facilidad,
como una niña que hubiese de volver deprisa a casa
ya de noche, y tuviera miedo de
encontrarla vacía. O sólo miedo.

Dime otra vez que esto sólo va a durar
lo que dure. Quiero ser
frágil y verdadera, como quien prolonga
el momento con su muerte intacta,
con su corazón, demasiado sabio,
limpio de los desechos que llamamos esperanza.
Sólo entonces podré volver a visitar al último superviviente
y saber, con la alborotada exactitud
de una ventana rota, lo que quería decir,
con todo el tiempo ido,
cuando decía: “Te quiero”.

Y ahora ofréceme de nuevo
lo que pensabas que no era nada.


Audio Poema Tengo una caja que no da sorpresas, + 1












Llueve semen en la memoria
mientras la imaginación y su orgía
hace de las suyas conmigo
he amarrado a mis ganas a una silla
y las he torturado por ruidosas.
Todo es una imitación barata
de lo que creí que iba a ser
y lo que realmente ha sido.
Y sigo aquí
masturbando mi mente, sola.
Pobre de mí si pienso
que me llevaré algo de ti
cuando me vaya.

Para olvidar no hay fechas.
Eso no basta para salvarme.

Y mis manos van tocando mis muslos
pensando que te vas
y sonrío al tacto de mis manos conocidas,
a mi propia temperatura.

Mis ganas me miran amarradas,
golpeadas y  frágiles
les sonrío y abro mis piernas
para que puedan ver mejor.

Decido si matar o no a mis ganas
esperan su condena en la silla
me miran con ojos diabólicos pero desgastados
yo nunca quise hacerles daño
sólo darles disciplina.

Sigo pensando.

Mis manos rozan mi sexo
comienzan a moverse solas
las ganas sólo observan,
mi dedo hace movimientos circulares en mi clítoris
yo busco la penetración
pero mis manos deciden que aún queda tiempo.

Mis pezones amenazan a mis ganas
y ellas están inmóviles, sólo observan.
Mis piernas se tensan y se entregan
mi espalda se apoya
y mi respiración se hace ruidosa
mi mano presiona más fuerte
y yo sólo quiero gritarle
que entre, que no espere más.

Y así mi mano entra en mi sexo,
y qué carajos te extraño.

Mis ganas aúllan agonizando,
no las culpo
mi mano utiliza sus vaivenes
para descontrolarme
cada vez más rápido
y entre mis ganas y mi mano: yo.

Con desespero articulo un sonido
que anuncia el orgasmo
solitario y explosivo
y me corro
en el nombre de todos los hombres y mujeres que he conocido
y me corro en el nombre de mis ganas
en el nombre de tu dios
y sonrío mientras tiemblo ligeramente
y consumo el asesinato de mis ganas.
Sonrío aunque luego todo siga igual.


Tengo una caja que no da sorpresas
pero regala orgasmos.



CarlotaRoby



Canción Puta Desagradecida de Bunbury



+1

Hay dos puertas
cada una en un extremo:
pintada de blanco con rojas letras
Dice la primera
En caso de emergencia: suicídese
pintada de rojo con letras blancas
Dice la segunda
Esto no es una salida.


Hay dos puertas cada una en un extremo,
hay dos puertas pero sólo una opción.


CarlotaRoby

sábado, 5 de enero de 2013

Un poema de Virgina Aguilar



                                      Canción: Ocho y medio de Nacho Vegas

ARTIFICIOS

Estoy dinamitando

todo lo que quedó
-que es poco o nada-
tras recoger tus cosas.
Es mío todo lo que no ha quedado,
el resto de los restos.
Quemo la broza en un día de viento
y firmo que soy responsable
de todos estos daños con orgullo

jueves, 3 de enero de 2013

Mojados de tanta conversación. Poema recitado por @misanthrrrope el termómetro de mis poemas. .

Gracias sos lo mas, querido!
tu voz es una revolución
kusjes!







Acuérdate de aquellos ratos
mojados de tanta conversación
Acuérdate de los besos ausentes,
de los abrazos robóticos
y las pequeñas muertes sucesivas
arropadas bajo sábanas de hoteles
esporádicos
como tú y yo.

No olvides las idas y venidas
a un paso de la vida
nuestra muerte en un orgasmo,
la despedida.

Recuerda nuestras malas intenciones
los sudores
la espera.
Recuerda la risa que disfrazaba por un rato la tristeza
el pequeño infierno compartido a ratos
el cielo construido de mentira
y la posibilidad de separarlos y calificarlos
como si existieran.

No olvides que nos vivimos
como si fuéramos el último rincón
habitado del mundo
Y ríete al saber que me rompías.

Conserva la idea que creaste
creyendo que todas mis facultades
Dependían de tu estado de ánimo,
de tu lucidez y no la mía.

Seguiré enamorada de todas tus ausencias
nunca estuve tan lejos
como cuando intentaste acercarte demasiado.

Y volvamos al origen,
tan solos como nunca
y sin embargo, como siempre.
Fieles a un instinto que nos conserve intactos.

Juguemos a sentirnos únicos
sabiendo que es una farsa.
Juguemos a quemarnos
quemando ciudades.
Juguemos a vivir
mientras morimos.


Y nos hemos querido, cabrón
sin mucha decencia
luego cada uno vuelve solo
a su propio lenguaje.

Somos dos animales castigados
lunáticos.
Somos evidencia y olvido.

Tal vez la poesía nos cure alguna vez
o mucho mejor,
nos mate.



CarlotaRoby