Buscador

domingo, 28 de abril de 2013

Tres poemas de Cristina Peri Rossi



Bitácora

No conoce el arte de la navegación
quien no ha bogado en el vientre
de una mujer, remado en ella,
naufragado
y sobrevivido en una de sus playas.







Dedicatoria

La literatura nos separó: todo lo que supe de ti
lo aprendí en los libros
y a lo que faltaba,
yo le puse palabras.







Erótica

Tu placer es lento y duro
viene de lejos
retumba en las entrañas
como las sordas
sacudidas de un volcán
dormido hace siglos bajo la tierra
y sonámbulo todavía

Como las lentas evoluciones de una esfera
en perpetuo e imperceptible movimiento
Ruge al despertar
despide espuma
arranca a los animales de sus cuevas
arrastra un lodo antiguo
y sacude las raíces

Tu placer
lentamente asciende
envuelto en el vaho del magma primigenio
y hay plumas de pájaros rotos en tu pelo
y muge la garganta de un terrón
extraído del fondo
como una piedra.

Dos poemas de Valeria Pariso.



CIMETIÈRE MONTPARNASSE

Cuando en Montparnasse
busqué a Cortázar
estuve entre las tumbas
y los árboles
era tan gris el día…
Usted ya sabe…
París es gris y qué…
hacía calor me acuerdo
busqué tanto
digo
no es fácil estar una mañana
en medio de la muerte
y sin francés
yo no sabía decir
Monsieur, où est le tombeau de Cortázar?
No había nadie
que entendiera ni un poco mi argentino
todas las tumbas al fin son tan iguales
Usted ya sabe
Son iguales, hasta que una ve la de Cortázar
Lisa como una cama recién hecha
Blanca,  como una barra de bar
de un bar de Montparnasse con muchas putas

Y entonces no hay otra que dejarle
Sobre la barra blanca de la tumba
El boleto del metro, un cigarrillo
un papel blanco
y un lápiz sin usar, por cualquier cosa.
PARA QUÉ SIRVE UN ABANICO

Las mujeres que usamos abanico
lo usamos para volar ideas

la del sexo vuela en ocho
o en diez abanicadas.

Siempre al fondo







Siempre al fondo
ciudades extranjeras
ciudades que quemamos
solo para reinventarlas
 otra vez
siempre al fondo
 la muerte.

Abro mis cicatrices me como los restos
he vaciado de sangre el cuerpo
hoy soy un resbalón y una cuchilla
aunque la última gota me abandone
ahora
sigo viva


Siempre al fondo
las preguntas
ya no hay ciudades que llorar
ser,ser,ser
a dónde se ha ido mi sangre?

Siempre al fondo
lo que se pudo haber perdido
y sobrevivió
eso somos
la fotografía de un par de obstinados sobrevivientes
del amor.



Carlota Roby.

sábado, 20 de abril de 2013

Poema Letra a Letra de Pedro Andreu.


Keane: Silenced by the Night






Buuuu

Tumblr.com


Perdona si mi voz no es la que era,                                        
si en mi cuarto hay ese olor
a plácida violencia tras el llanto, si tengo canas
y por fin me asalta la resaca tras la fiesta
con su cuchillo hiriente y melancólico,
si aún llega fin de mes a noche trece,
si la ducha sigue estropeada,
si no he ganado nunca el Jaime Gil de Biedma
ni aprendí a bailar tangos ni manejo
automóviles caros como la madrugada...
Perdóname también si no me corto un pelo
ni trabajo ni duermo ni dejo de llamarte
ni sé pedir perdón como dios manda
sin reírme en la madre que parió a este planeta.

Perdona —conejito de miel, hembra de otros,
bichito de la luz en mi pasado,
memoria ardida en cueros, perfume
de corazón burdel—, tantas palabras putas
que te dije.
Perdóname... si me voy olvidando de tu cara,
si dibujé tu nombre en nuestro patio
con un palo y oriné sobre él
hasta borrarte el alma, letra a letra.


Un poema de Cristina Peri Rossi

En otra vida fui novia de Cristina. Mueran de celos.




ANUNCIO PUBLICITARIO

Se busca musa. Abstenerse flacas
resentidas travestidos y envidiosas.
Sueldo escaso
noches de amor intenso
y libros como hijos.

viernes, 12 de abril de 2013

Fragmentos II



“Amo lo original, lo extraño, amo lo que las turbas llaman locura, amo todas las bizarrías y gestos de rebelión, amo todos los ruidos de cadenas que se rompen."
- Vicente Huidobro





 

Hay que estar siempre ebrios. Eso es todo, es lo único que importa. Para no sentir el terrible fardo del tiempo que vence tus hombros y te aplasta contra el suelo, hace falta estar ebrio.

¿Pero, de qué? De vino, poesía o virtud, como desees. Pero embriágate.

- Charles Baudelaire









"He visto que las cosas cuando buscan su curso encuentran su vacío"
- Federico Garcia Lorca.









"La gloria está en los libros que leímos, en las películas que aplaudimos y en las muchas veces que bailamos. Y no bailamos solos. Nunca bailamos solos."
-
Paco Ignacio Taibo II.









 "Ella estaba lista para negar la existencia del espacio y el tiempo antes de admitir que el amor no puede ser eterno."
-Simone de Beauvoir.





“Durante milenios no fuimos más que mortales; henos aquí hoy por fin promovidos al rango de moribundos.”
- Emil Cioran.





“Si quieres volverte sabio, primero tendrás que escuchar a los perros salvajes que ladran en tu sótano”.
- Friederich Nietzsche.
" Entonces tuve la deuda del amor.
Y no hay camellos que alcancen para eso
ni arena caminada
ni las piernas, ni las vulvas entregadas.
Nada de eso
paga la estafa del amor."
- Carina Sedevich.
 





- Eduardo Chirinos.


"A veces hablo el idioma de los aeropuertos
me despido de cada uno y de cada cosa
sin entender si soy yo
o si son ellos los que parten."
-
Alejandra Correa.





"Sí, no todo fue bajar de los trenes
con tu maleta de loco."
-
Javier Aduriz.


                                                     

Nunca abras la puerta. Pedro Andreu

Ya este poema lo habia publicado antes, pero vuelvo a hacerlo porque hay poemas en los que hay que insistir. Sin duda este es uno.









Pero no importa, dale, llévate mi alegría
en tus labios, haz papel de fumar
mis poemarios, cambia la cerradura, vive el cielo.
Haz el favor de ser feliz, y nunca, nunca abras
a ese mamarracho enfebrecido
que llamará a tu puerta
las próximas semanas.

Se hará pasar por mí
-ya te lo advierto-
y te traerá la peste.


Poema de Pedro Andreu, Prestidigitacion del amor



Y fuimos al infierno artificial del amor.
Y hubo ángeles negros que castigó la luz
rebelde y húmeda de nuestras pieles juntas.
Pero nos daba igual perdernos: ni laberintos
infinitos, ni páramos de espadas oxidadas
podrían sujetarnos. En medio del destino
fuimos de carne y hueso. Sabíamos
que en menos de tres horas correría a llamarte
bajo el aguacero de una cabina roja,
y que vendrías tú a comer de mis manos
tu propio yo más íntimo y más crudo
hasta calarnos del todo y sobre un charco
quebrar nuestro reflejo, la noche de neón,
la arquitectura gótica y los gatos,
la realidad mediocre de los ciegos.
-Princesa de Tinieblas, vente pronto,
estás tardando demasiado, deja que lama
las costuras de tu alma de liebre
como se come un clítoris:
con la salvaje ternura de un lobezno.


Un poema de Krystyna Rodowska (Polonia). Estado de Cuentas




no tengo cosas
no tengo años
no tengo calma
no tengo fin
no tengo palabras
no te tengo
no me tengo
no tengo cómo

La nada tiene
en mí una rebelde
cuenta

Ya no creo en psiquiatras.






Tengo una tendencia irremediable a traicionar
y a sentirme traicionada.
Genéticamente estoy programada para aburrirme
psicológicamente creo que follar es el remedio
hasta que tengo un orgasmo
y ya nadie tiene sentido…
una vez más.

El diagnóstico:
vértigo a la vida.

¿por qué la realidad tiene que ser tan simple?

La cordura se acerca
en la piel de un psiquiatra
que me analiza con sus ojos
y ese modo de mirar
que creen todos los psiquiatras
que deben tener.

Regla número uno:
no suplantes una adicción por otra,
te hará daño.
Suplanta una adicción por dos
me dijo un buen amigo
y le creí.

Ya no creo en psiquiatras
aunque los visite de vez en cuando

Pero creo en el vino, en el porro que me fumo y en la poesía.


Carlota Roby.

Todos los puentes

¿Tú què eres? Puente o suicida
Hay versos que te cambian el día. Genialidades.