Buscador

jueves, 16 de mayo de 2013

Este no es un poema feliz



Hoy he leído en las noticias que un hombre de 60 años se ha suicidado en una escuela en Paris delante de una decena de niños.
Los suicidas me apasionan y he escrito un poema.








A mis 60



Yo era un continente de muertos
un callejón para gatos y ratas
unidos por el hambre
Yo fui la bala de un disparo
fui la causa de muertes conocidas
                                                        las mías.

Yo era carreteras con luces que no sirvieron nunca
colocadas a la espera de un cambio que se tardó en llegar
fui pasos largos y ruidosos demorándose en volver
o que volvieron y esta vez no hicieron ruido.

Yo era una ventana abierta por donde entraron los cuervos
para suicidarse en la cotidianidad
Yo fui un “se quitó la vida delante de unos niños en un colegio en Paris”
en el broadcast estelar de noticieros locales.


 Yo fui verdad.



Carlota Roby.

No hay comentarios :

Publicar un comentario