Buscador

viernes, 7 de junio de 2013

Qué dirán mis muertos








Me he enamorado de las oscuras
manos de un fantasma
del látigo que supone el exilio
del dolor de mi lengua
cortada a cuchilladas

Me he enamorado de la nada
que veo en los rostros de todos
del agónico golpe de voces
tragando tierra y
gritando despedidas

Hablemos de los sudores y sus noches
del silencio
del onanismo
como medida humanitaria
del cuerpo
de las soledades
 como una solución

Hablemos del desenlace
de las decisiones
contemos nuestros muertos
y por una vez
no nos contemos a nosotros mismos
entre ellos

Pero eso
finjamos llorar
cuando la felicidad no cese
de acunarnos entre sus brazos
Y para ese entonces
qué dirán mis muertos
cuando les cuente que finalmente
fui feliz.




CR.

No hay comentarios :

Publicar un comentario