Buscador

sábado, 14 de septiembre de 2013

lista de pendientes, John Ashbery







Lista de Pendientes

El extraño camina hacia los niños, que se adentran
en el cielo. Nace una lección. Hay quienes
dirán que nos hace mejores. No nosotros, sin embargo.
Nacimos para ignorar las señales de aviso
[Y negar las coacciones a testigos.
Por lo demás, seguiremos el orden del día que se fraguó
  para nosotros.

Elegías en lata. <Eso> viene a resumirlo más o menos
mientras nuestro paso por el planeta termina
ambiguamente.
Y aunque fuimos propuestos para el cuadro de honor
otros ascendieron en nuestro lugar, guardaron silencio
en la paradoja envolvente. Invitados a inspeccionar coches viejos,
pocos se dieron cuenta de a qué daban su conformidad,
o de cómo el muro vacío convertido en coincidencia
incriminatoria
florecía en forma de sala de sucesos y casos paranormales…
justo lo que esperábamos del temblor incitante de la tarde
marchita.

<De lo más ilustre>… Me voy acercando
aunque no necesite la atención… o casi,
porque sucede, simplemente, ¿o…?
No sé cómo me siento.
Es esta ignorancia de los números y sus consecuencias,
[nosotros incluidos.
Recostado sobre un tartán ambiguo en una cabaña elegante,
[uno escucha
arias olvidadas de un altavoz con forma de petunia.
Donna e mobile. Où va la jeune Hindoue?
Oui, c’est elle, c’est la d’déesse
. Pero no me liberes
todavía. Demasiado poco es demasiado pronto.
Lo mismo da gruñir como un bote a pedales en una zanja
que terminar aceptando como nuestras estas prácticas
tardías.
Quedan muchas preguntas
y no quieren saber nada.






No hay comentarios :

Publicar un comentario