Buscador

lunes, 2 de diciembre de 2013

Crecimos y nos hicimos gatos



Los últimos esqueletos se han reunido
a echarnos la culpa
y los miramos con nuestras largas colas
moviéndose de un lado a otro,
crecimos y nos hicimos gatos
para no recordar.
Crecimos a botar la inocencia
por un agujero
y nunca nos dolió,
la inocencia es rara y miente mucho.

Los esqueletos abren sus bocas
y mueven sus lenguas negras
y larvas caen sobre 
los reyes pálidos 
Y nos señalan con sus huesos roídos
pero se les nota el perdón
en las cuencas vacías

de sus ojos
Somos gatos
y podemos darnos la excusa de olvidar.



CR.

No hay comentarios :

Publicar un comentario