Buscador

martes, 17 de diciembre de 2013

Pobre Nina Tonta


 
 
 
Sé que podrás irte cuando lo decidas
y nada va a detenerte
salvo el peso ciego
de nuestra historia.

He de llorar el castigo
como quien llora una muerte
y he de saber
que hay despedidas que no llegarán nunca.

¿Quién va a medir el calor y la violencia
cuando te enredes en mi cuerpo de nuevo,
poeta?
 
 

CR


No hay comentarios :

Publicar un comentario