Buscador

viernes, 23 de mayo de 2014

Se hace tarde



He temido la locura
con la fuerza de mis pu
ños
 cerrados;
he querido volar
saltando al balcón;
he querido morir
bajo el agua
conteniendo la respiración
y no hubo nada,
salvo unos ojos muy abiertos
y muy vivos
mirándome desde el espejo.

He querido enamorarme
de amores inmediatos
y solo pude asistir a sus entierros
recogiendo pu
ñados de tierra
en mis bolsillos.
Hubo un tiempo,
 donde el borde de los espejos
sangraba
y en las calles vacías
rezábamos sigilosamente
un arrepentimiento
que no conocimos nunca.

Creí so
ñar,
es verdad,
me vi a mi misma
por los caminos que nadie quiere transitar,
 vi manos llenas de llagas
y mi lengua tejiendo
una cura de saliva
para las heridas;
vi a los astutos despedirse
de mí
sacudiendo sus manos
en un adiós
que no compartió
su mirada;
pero sobre todo
me vi
absolutamente desesperada
y supe entonces
    que no so
ñaba.
Es verdad,
se hace demasiado tarde
para morir.




CR

No hay comentarios :

Publicar un comentario