Buscador

miércoles, 27 de agosto de 2014

Conté siete tormentas ese día (CR)





Conté siete tormentas ese día


Mi boca entreabierta, mis ojos cerrados 
y su lengua regresando por mi espalda;
conté siete tormentas ese día.
Nuestras piernas se enredaban,
y la muerte nos miraba
 con sus pies descalzos;
la paz era su pecho,
y su pecho era una ciudad 
llena de tumbas oscuras.
Ese día los cadáveres desnudos cayeron del cielo.
Él y yo hacíamos el amor
entre sudores
y contemplábamos la miseria del mundo
entre gemidos.
Buscamos puentes para entendernos
pero debajo de ellos 
solo vivían promesas vacías.
Ese día los cadáveres desnudos cayeron del cielo
y les dejaron pudrirse bajo el sol del verano
a 34 grados centígrados.
Él y yo guindamos corazones
en rejas fronterizas
de patrias extranjeras
como quien cuelga una bandera
después de una guerra
como quien se amarra una soga al cuello
y se deja caer.



- CR



No hay comentarios :

Publicar un comentario