Buscador

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Hilos y Costuras, José Ignacio Montoto

José Ignacio es de Córdoba, su poemario La Cuerda Rota ganó el premio de poesía Andalucía Joven. Es el autor de otros libros como Espacios insostenibles/ Mi memoria es un tobogán (2008), Binarios (2009), Superávit (2010), Diario del Fin del Mundo (2012) y Tras la luz (2013). Recibí La Cuerda Rota el día de hoy, lo he leido, he subrayado, he marcado y al final de sus páginas me he conmovido. Les dejo este poema porque su primer verso me hizo temblar, disfrútenlo.

C.







Hilos y Costuras


Acontece el pasado en cuerpos ajenos.


Se repite.


Oxidados raíles atraviesan el mapa de los nombres. Resulta
 conmovedor cómo el tiempo descubre nuestras
 debilidades, las aflora y resucita en una Pascua tardía.


Nuestros nombres.


Hélices que mueven los hilos de una marioneta que se
aproxima al derrumbe.


Nuestra femineidad nos delata.


Un racimo de mujeres griegas esculpió poemas en las rocas,
eran las ninfas de la orografía.


Una noche en París es un mes en cualquier otra ciudad.


La bandera de la Revolución fue cosida con una aguja sin
ojo, frisaba su tela al aire porque sabía que su origen nos
correspondía.


Una bandera es un presente bañado en un sentimiento.


Señalaban a la mujer Barbuda porque se alimentaba de
hombres cobardes que gozaban de su tristeza entre las
 piernas, blancas de dermis vieja, por las que resbalaban
sus mentones.


Una fábrica de almas ciegas.


Estos niños que salpican mi cama, no son más que pequeños
querubines de cristal; más pronto que tarde acabarán rotos.


La cuerda rota.


Mi nombre es Herejía y remiendo recuerdos con pequeños
hilos de cobre para que brillen vuestras comisuras en un
lugar de la memoria.


La fresa de nuestras bocas, cenizas tras la hoguera.


Recortes de libros de historia revisten las paredes de los
museos, rostros de princesas sin coronas.


Llora una niña recién nacida en este instante, alguien cose
 sus lágrimas y las engarza en un collar.


Es el primer paso para devolverle lo que le han quitado.


¿Por qué el sol y no la luna?



La vieja costurera zurce nuevos nombres con un dedal de
hueso.




-José Ignacio Montoto
@Nachomontoto


No hay comentarios :

Publicar un comentario