Buscador

martes, 24 de noviembre de 2015

Nota de un Martes

Tumblr.com


Complacer a otros es una forma de condena muy distinta a las otras, ningún factor externo la impone. Al contrario es completamente voluntaria. Complacer es otra forma de mentir. Al cabo de un tiempo no hay más alternativa que el escape. Asesinar aquello que nos ate a aquellos que quisimos complacer. Hay una suerte de rendición en esa acción, el verdadero crimen no es matar, el crimen es aquello que matamos. Al final, no es el objeto sino el sujeto de la acción lo cuestionable. 

Para entender ciertas cosas realmente hay que psicoanalizarse, recorrer las preguntas, no encontrar las respuestas, recorrer las preguntas una vez más. 

La violencia es simplemente no poder decir. Si no puedo usar el lenguaje para expresarme: mato. No somos tan terribles los humanos, peor es el lenguaje. 

Supe que tenía muchas cosas por cambiar cuando pensé que había muerto y me dio pena morir así.

Complacernos para evitar el cambio es un castigo.

En el 68, Sartre fue detenido durante las protestas, el presidente de Gaulle le absolvió diciendo "Uno no mete preso a Voltaire".
Sartre y Voltaire llegaron a ser quienes fueron porque jamás se les ocurrió complacer a nadie, ni siquiera a ellos mismos. De lo contrario, no habrían podido escribir, ¿Quién puede con tanta carga?


CR- VocalesV

4 comentarios :

  1. Si yo te contara de dónde vengo este fin de semana Carlota (no, de matar no, al menos no a los demás)...

    ¡tienes más razón que una Santa! (si es que las Santas son razonables)

    ResponderEliminar